Chuletarium

Me voy a dar un par de auto-apuntes breves: la casa responsable de Turbo the Tortoise, la británica Hi-Tec Software, es responsable también por las mismas fechas de otros varios títulos similares, juegos de plataformas con scroll horizontal monocromo, algunos bastante interesantes y “Super Mario-like”, como Yogi’s Great Scape.

La otra auto-nota: cada vez que me veo delante de un archivo MGT (y hay discos muy interesantes) tengo la misma puñetera historia para conseguir hacerlos andar, porque no suelo usarlos. Los interfaces de Miles Gordon Technology, el DISCiPLE y el Plus D (48K/128K) requieren de un disco de arranque para el G-DOS, algo desde mi punto de vista incómodo con respecto a otros sistemas como el +3DOS o el TR-DOS. Yo he usado el programa llamado Plus D System Tape V2.3 (de Datel Electronics Ltd.), teniendo en el FUSE el interface +D habilitado, en un sistema 128K. Tras crear el disco, guárdalo. Con la configuración del FUSE indicada y el disco en uso, con RUN se lanza el sistema, con CAT 1, el CAT de siempre, y con LOAD d1 “nombre”, lo mismo. Seguro que tiene mil trucos y atajos pero con recordar esto me conformo. Los discos TRD del interface BetaDisk presentan menos problemas: LIST y RUN y andando.

Historias

Hay veces que descubres cosas tarde. Otras, no las descubrirás nunca. El caso de los ordenadores ZX Spectrum +2B me va a servir para rellenar esta entrada. Es increíble lo de esta máquina. Porque por fuera estaba etiquetada como “+2”, luego cuando lo encendías, el menú te decía que eso era un “+2A”, y no solo eso, sino que el manual también te decía muy claramente que lo que tenías entre manos era un +2A, y así pasabas años y años pero un día lo desmontabas y mirabas la placa, ¡y resulta que tienes un +2B! Y eso es lo que me ha pasado a mí, que hace no mucho descubrí que mi primer ordenador, que de toda la vida yo pensaba que era un +2A,  va y era un +2B, parecía ser un snark, pero resultó ser un boojum. Sorpresas te da la vida.

Nueva imagen de mapa de bitsEso junto al maravilloso movimiento de caderas que podemos ver entre “el +3 reconoce los formatos del PCW”, “el PCW puede formatear discos de 3½ a 720KB” y “al +3 se le puede conectar una segunda disquetera de 3½”, desde luego, en aquellos tiempos la informática era un deporte de riego. Desconozco en qué momento se popularizaron las disqueteras de 3½ entre los usuarios del Amstrad PCW. En 1991 aparecieron los PCW 9256+ y PCW 9512+, que incluían estas disqueteras de serie. También por el mismo año se vende ya hardware comercial para trabajar con los discos de 3½ en los PCW anteriores y en los Amstrad CPC, y es probable que con anterioridad ya existiesen algunas adaptaciones similares. Uno de los programas populares para CP/M en lo que respecta a los formatos del disquete fue el DISCKIT, lanzado en 1985 y actualizado regularmente, que fue incluido en la mayoría de los PCW.

De BASIC

De entre las implementaciones que se han querido presentar a sí mismas no solo como sucesoras de una de las versiones más populares del BASIC para MS-DOS, el QBASIC, sino también como alternativas al Visual BASIC, puede que el Liberty BASIC, un intérprete desarrollado por Shoptalk Systems y del que expondremos aquí una historia y evolución menos triunfal que la que inicialmente se le podría atribuir, haya venido a ser la que después de todo, mejor se corresponde con todo ello. Comentar desde el principio, que se trata, como el VB, de software comercial y que además se trata del “padre” de otras dos implementaciones de BASIC: el Just BASIC y el LB Booster.

Por lo pronto, aunque se reclama en el mercado desde 1992 (justo un año después de que apareciera el VB) lo cierto es que en aquel entonces puede que nadie aparte de su desarrollador, Carl Grundel, considerara seriamente su existencia. En el mensaje sobre derechos registrados podemos ver en todas sus versiones:

Copyright 1992 Shoptalk Systems
All rights reserved
Portions copyright 1991, Digitalk Inc.

La cita a 1991 se refiere al lenguaje en el que está implementado el programa, el SmallTalk/V de Digitalk (un intérprete de BASIC corriendo en un intérprete de SmallTalk, puede que una de las razones de la lentitud del LB, notablemente superior a la de otros BASICs). Puede que se trate de una especie de fetichismo, eso de querer ser conocido, o reconocido como de tal o cual antigüedad, con más solera, pero lo cierto es que nadie asistió al nacimiento del LB, y que hasta mucho tiempo más tarde no se dio a conocer modestamente. A partir de 1993 se distribuyeron bajo licencia shareware las versiones 0.9d, 1.0, 1.0a y 1.1 (BETA), tanto a través de las entonces nacientes redes telemáticas (CompuServe, BBS, etc.) como de las revistas de informática que se nutrían del software demo, shareware y freeware que circulaba por aquellas y lo distribuía en CD-ROM. Su impacto fue aproximadamente CERO.

lb11Con  la versión 1.1, cuya versión oficial  data de 1994 concluye esta primera etapa del LB, aquel BASIC para Windows  3.1 que no consiguió popularizarse ni crear una comunidad de usuarios  mínimamente grande. Pasarán los años y los sistemas operativos, vendrá y se irá el Windows 3.11, el 4.0 (W95) y el 4.1 (W98) y nadie se acordará de él. Sin embargo, con la popularización de la red Internet, decir que “continuó” en marcha el proyecto sería mentir: lo que realmente hizo fue resucitar de entre los muertos. En 1999, tras cinco años desaparecido del mapa, aparece de buenas a primeras la versión 1.4 y empiezan a sucederse como churros más y más nuevas pequeñas revisiones hasta llegar a la versión 1.42, que es el buque insignia de esta nueva fase y, de hecho, en la que podemos situar el inicio de la popularización real del LB. Las versiones 1.4 suponen una serie de cambios en el programa que vendrán a favorecerlo, principalmente corrigiendo bugs y depurando el intérprete.

El mantenimiento de este standard, pues, se debe en gran parte a Internet. Una muestra de ello por ejemplo es la aparición de productos por parte de usuarios ajenos al desarrollo del lenguaje que tratan de mejorar o suplir alguna de sus muchas deficiencias, como el proyecto GNU-Liberty BASIC Compiler Collection, iniciado (y también abandonado) en 2001. Por su parte, en 2000 aparecen las versiones 2.0 del lenguaje, en 2002 las versiones 3.0 y en 2003 la versión 4.0 con, en años sucesivos, versiones con pequeñas modificaciones (la 4.01 en 2004, la 4.03 en 2005, etc). En 2004 el mismo creador del Liberty BASIC lanza el Just BASIC, una versión freeware del mismo que conocerá solo dos revisiones (1.00 y 1.01), mientras en 2012 aparecen las primeras versiones del LB Booster, una versión libre del LB.